Despido de un jefe de bares de un hotel


Expresiones como “¡qué buenas estas!”, hacer bromas ref …

Despido de un jefe de bares de un hotel Leer más »

Expresiones como “¡qué buenas estas!”, hacer bromas referentes al “trasero”, o realizar tocamientos en las caderas, son algunas de las conductas por las que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias de Las Palmas de Gran Canaria, Sala de lo Social, en su sentencia de 6 Mar. 2018, Rec. 1648/2017, condenó al jefe del bar de un hotel. El acusado profería estas expresiones a una de las empleadas del establecimiento, según él “intentando crear un buen ambiente entre los compañeros”.

 

La Sentencia considera que las referidas bromas y comportamientos de carácter sexual empleados eran objetivamente inadecuados, y que sólo de mediar consentimiento de la persona a la que se dirigen serían considerados aceptables. Así, establece que cuando un trabajador varón se dirige a sus compañeras con expresiones de connotación sexual, acompañadas de un contacto físico no buscado ni querido, se está ante una conducta sancionable, aunque solo tenga como destinataria a una trabajadora en particular.

La Sala subraya que so se crea el deseado clima de cordialidad y respeto en el trabajo alegado por el trabajador despedido cuando se alaba la condición física de la mujer, en lugar de la calidad de su trabajo.

Por todo ello, en este caso, el Tribunal de Justicia de Canarias declaró procedente el despido disciplinario por acoso sexual.

Si te ha gustado, compártelo.
16 de junio de 2022
Si te ha gustado, compártelo.
error: Content is protected !!
Ir arriba